Suicidio y autolesiones

Actualización: 21 de junio de 2024

Todo el mundo experimenta altibajos en su salud mental. Si tú o alguien que conoces tenéis preguntas sobre la salud mental, las autolesiones o el suicidio, es importante que sepáis que hay gente que puede ayudaros, que la recuperación es posible y que no estáis solos/as.

¿Qué son las autolesiones y el suicidio?

Los pensamientos de querer o desear morir se denominan ideación suicida. Cuando una persona intenta actuar siguiendo estos pensamientos, se le llama intento de suicidio. Si un intento de suicidio es mortal, se denomina muerte por suicidio. El suicidio se puede prevenir, y no todas las personas que luchan contra los pensamientos suicidas morirán por suicidio. Las autolesiones se refieren a cuando una persona hace daño a su propio cuerpo intencionalmente. La autolesión no es lo mismo que un intento de suicidio, ya que no todas las personas que se autolesionan quieren morir. Debemos tomar en serio todos los pensamientos y conductas suicidas o autolesivas, y considerarlas como una señal para buscar ayuda.

Pide ayuda

Es importante reconocer cuándo los problemas de salud mental son continuos y dificultan la vida cotidiana. Las señales de que alguien podría estar teniendo problemas de salud mental incluyen cambios de conducta, estado de ánimo y comunicación, como los siguientes:

  • cambios en el apetito, los patrones de sueño o los niveles de energía;
  • aislamiento de las amistades y la familia, o menor participación en actividades habituales;
  • menor rendimiento en el trabajo, los estudios u otras áreas de la vida;
  • tristeza, falta de esperanza, irritabilidad o ansiedad en mayor medida que lo habitual;
  • afirmaciones como «estaríais mejor sin mí», «ojalá pudiera dormirme y no despertar nunca» o «no me importa si vivo o muero».

¿Qué puedo hacer si creo que necesito ayuda?

Pedir ayuda cuando estás en apuros puede ser difícil, pero no estás solo/a: hay gente que puede ayudarte. No pasa nada si pides ayuda. No significa que has fracasado. De hecho, es uno de los pasos más importantes que puedes dar hacia la recuperación.

Es posible que quieras obtener diferentes formas de apoyo según tus necesidades y niveles de confort. Estos son algunos recursos en los que podrías buscar ayuda:

  • Tus amistades, la familia y otros círculos. Las amistades, la familia, las asociaciones de hobbies o las comunidades religiosas (en el caso de que te identifiques con alguna) pueden ser una gran fuente de apoyo y ánimo. Pueden escuchar cómo te sientes mostrando empatía y recordarte que no es necesario que pases momentos difíciles de forma solitaria.
  • Línea de ayuda para situaciones críticas o de prevención del suicidio. Si llamas a una línea de ayuda, podrás hablar con una persona capacitada que te hará preguntas sobre cómo te sientes y si corres el riesgo de hacerte daño. En algunas líneas de ayuda, puedes obtener asistencia a través de mensajes de texto o llamadas, según tus preferencias. No es necesario que estés en una situación crítica que pueda poner tu vida en peligro para llamar a una línea de ayuda para la prevención del suicidio. Puedes hablar sobre cualquier cosa que te moleste en un entorno anónimo y confidencial.
  • Atención médica. El médico puede ayudarte a evaluar los cambios en tus emociones y conductas, darte recomendaciones sobre cómo cambiar tu estilo de vida (como hábitos de sueño, ejercicio y alimentación) y derivarte a otros profesionales de la salud si fuera necesario.
  • Profesionales de la salud mental. Los profesionales especializados en salud mental pueden ayudarte y tratar los problemas de salud mental, así como realizar el diagnóstico de las afecciones de salud mental si es necesario. Podrían considerar las diferentes opciones de tratamiento con medicación o terapias conversacionales. También podrían ayudarte a elaborar un plan para mantenerte a salvo si tienes sentimientos o impulsos suicidas.
  • Apoyo mutuo de otras personas. Hablar con alguien que se ha recuperado de problemas de salud mental podría ser una experiencia enriquecedora que te ayude a autovalidarte. Las comunidades locales de apoyo mutuo pueden ofrecer líneas telefónicas atendidas por personas con experiencia real en afecciones de salud mental, así como grupos de apoyo mutuo.

¿Qué puedo hacer para ayudar a un amigo o una amiga?

Si crees que una persona cercana a ti podría estar pensando en suicidarse o autolesionarse, es probable que sientas agobio o inseguridad al no saber cómo ayudarle. Estas son algunas de las cosas que puedes hacer para ayudar:

  • Habla con esa persona. Si te preocupan los cambios en el comportamiento de un amigo o una amiga y crees que podría estar pasándole algo, no tengas miedo de sacar el tema. Podrías intentar quedar con esta persona y preguntarle algo como «Parece que has estado deprimido/a últimamente y estoy preocupado/a por ti. ¿Qué tal estás?». Preguntar sobre el suicidio no hace que la gente empiece a pensar en ello ni aumenta el riesgo de cometerlo. Puedes intentar preguntarlo directamente diciendo «¿Has pensado en acabar con tu vida?». Encontrarás consejos adicionales sobre cómo hablar con la gente sobre el suicidio o las autolesiones en la Guía de bienestar.
  • Escucha con empatía y sin juzgar. No ofrezcas soluciones ni cambies de tema. Ten paciencia y no te incomodes si se producen silencios. Intenta hacer preguntas abiertas, como «¿Qué tienes en mente?» o «¿Qué puedo hacer para ayudarte?» y presta atención a las emociones que experimenta tu amigo/a al responderte. Podemos ayudar a otras personas siendo simplemente buenos oyentes.
  • Ofrécele recursos de ayuda. Puedes desempeñar un papel importante en la recuperación de una persona si la animas a buscar ayuda profesional terapéutica o médica, llamar a una línea directa de prevención del suicidio o ponerse en contacto con un grupo de apoyo local.
  • Cuídate. Escuchar y comprender a quienes te rodean requiere mucha energía. Podrías terminar sintiendo angustia o agotamiento, especialmente, al hablar de temas como el suicidio o las autolesiones. Si notas que el hecho de ayudar a tus amistades está afectando tu propia salud mental, no tengas miedo de tomarte un descanso, establecer límites saludables o hablar con alguien en quien confíes.

Puedes encontrar más información sobre cómo ayudar a un amigo/a con problemas de salud mental en la Guía de bienestar de TikTok.

Pide ayuda de inmediato

Si tú o alguien que conoces está experimentando una emergencia relacionada con la salud mental, ponte en contacto de inmediato con atención médica o una línea directa de prevención de suicidios.

Más información

¿Cómo puedo compartir en TikTok mis experiencias relacionadas con pensamientos suicidas o de autolesiones?

Si estás pensando en compartir tu historia en TikTok, considera echar un vistazo a la guía «Cómo compartir tu historia de forma segura» para ver algunos consejos. También te recomendamos consultar la sección Suicidio y autolesión de las Normas de la comunidad.

¿Es normal tener pensamientos suicidas o de autolesiones?

Aunque muchas personas pueden tener pensamientos suicidas o de autolesiones, siempre deben tomarse en serio. Ponte en contacto con alguien de confianza y recibe el apoyo que te mereces. No estás solo/a, hay gente que te puede ayudar.

¿Qué se puede hacer para lidiar con los pensamientos suicidas o de autolesiones?
  • Céntrate en superar este momento difícil
    • A veces, las personas se quedan atrapadas en sus pensamientos o sentimientos, y se sienten agobiadas. Es importante que te des cuenta de ello, si te llega a pasar, y que seas consciente de tus emociones. Intenta hacer algo que te haga sentir mejor y alivie el estrés, como salir a la naturaleza, escuchar música, relacionarte con tus amistades o hacer algo creativo. Considera dejar de seguir a la gente que ya no te aporta nada positivo o no favorece tu recuperación y limita el tiempo que pasas frente a la pantalla si experimentas emociones negativas viendo contenido.
  • Presta atención a tu diálogo interno
    • Es común tener una especie de diálogo interno, como un pensamiento continuo sobre cómo nos sentimos y sobre todo aquello que nos rodea. A veces, el diálogo interno puede volverse negativo y tóxico, lo que puede hacernos sentir peor. Intenta hablarte a ti mismo/a de una manera amable, paciente y cariñosa. Hablar contigo mismo/a debería ser similar a hablar con tu mejor amigo/a.
  • Céntrate en tus fortalezas internas y razones para vivir
    • Piensa en todas tus fortalezas y valores. Piensa en los momentos difíciles que ya has logrado superar y en los buenos momentos que te esperan en el futuro. Centrarte en esto puede ayudarte a ver el panorama general y a sentirte bien contigo mismo/a y tus logros.
    • Por ejemplo, podrías pensar en una serie de cosas que te gustaría hacer, como terminar tu serie de libros favorita, o las personas a las que te gustaría seguir teniendo en tu vida, como tu familia.
  • Conoce los desencadenantes de tu problema y toma medidas anticipadas
    • Los pensamientos suicidas o de autolesiones a menudo pueden surgir durante ciertos eventos desencadenantes, como estudiar para los exámenes, cambiar de rutina o discutir con tus amistades o seres queridos. Averigua qué te genera emociones incómodas o negativas. Haz una lista y prepara un plan de apoyo por si se dan esas circunstancias desencadenantes, o piensa en actividades alternativas que puedas realizar en lugar de hacerte daño.
    • Por ejemplo, podrías redactar un plan de seguridad para superar los pensamientos suicidas o de autolesiones.
  • Busca asistencia médica y psicológica
    • Consejos como los anteriores provienen de organizaciones de prevención del suicidio con las que colabora TikTok. Sin embargo, la salud mental de cada persona es única. La mejor forma de descubrir cómo afrontar los pensamientos suicidas o de autolesiones es ponerse en contacto con un profesional de la salud médica o psicológica que pueda solucionarlo contigo.

Aviso legal

Los recursos y guías del Centro de seguridad de TikTok no ofrecen servicios médicos ni de salud mental. La sección «Suicidio y autolesión» de TikTok no sustituye diagnósticos, tratamientos ni consejos de carácter médico, psicológico o psiquiátrico. El contenido que produce y distribuye TikTok es solo para uso informativo y educativo. No ignores ni pospongas la búsqueda de asesoramiento profesional debido a la disponibilidad de servicios o materiales educativos en TikTok.

Si te encuentras en una situación crítica, o si tú o cualquier otra persona estáis en peligro o en una urgencia médica, llama de inmediato a los servicios de emergencia locales. Recuerda que la responsabilidad por la seguridad de cualquier otra persona no es solamente tuya. Hay otras personas dispuestas a ayudar. No es necesario que participes en esta clase de conversaciones si te resultan incómodas.

El Centro de seguridad se desarrolló con el asesoramiento de los expertos de la Asociación Internacional para la Prevención de Suicidios (IASP, por sus siglas en inglés).